icon facebookicon linkedinicon rss

 

Blog

El principal objetivo en la lucha contra el cambio climático consiste en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero mediante un uso más racional de la energía y los combustibles y un mayor empleo de energías limpias y renovables. Para conseguir este uso más racional, es necesario conocer el punto de partida de la organización. Para ello, se realiza el “Cálculo de la Huella de Carbono”, siguiendo las recomendaciones y directrices de la norma internacional ISO 14064 y el GHG Protocol.